Los adultos también desarrollan mecanismos de defensa contra depredadores, que van desde el camuflaje hasta el mimetismo. Algunas especies, como la Mariposa Morpho helennor, se ocultan hábilmente reposando con las alas mostrando su cara inferior, cuya coloración café se confunde con las superficies de los troncos o rocas. Otras mariposas anuncian su presencia a través del mimetismo, evolucionando para tener una coloración conspicua que advierte a los depredadores sobre su posible toxicidad. Estas adaptaciones demuestran la sofisticada interacción entre las mariposas y su entorno, resaltando su capacidad para sobrevivir en un mundo lleno de desafíos.

Translate »